domingo, 19 de septiembre de 2010

Prohibir abusivamente

Lo que les voy a contar es tan cierto como esto:
111111111 x 111111111=12345678987654321.
Si estimados blogueros, lo mismo de cierto. En el País Vasco quieren aprobar una nueva ley antitabaco. Hasta ahora todo normal. Lo anormal de esta ley, y ya de paso una ley que se quiere introducir en el ámbito privado de los vascos/as, es prohibir el fumar en los parques cuando haya niños delante, pero lo más absurdo y dictador es prohibir fumar en el coche de uno cuando dentro de él vaya un niño. Vaya con la ley. Le ha faltado tiempo a la ministra de Sanidad y candidata por el PSOE a las primarias de Madrid para ser la próxima candidata a la Comunidad de Madrid, en colgarse medallas por la decisión del gobierno vasco de promulgar esta ley.
Para muchos es una ley que se mete de lleno en la privacidad de sus ciudadanos, y para otros es el fin último para que cuatro fumadores lo dejen definitivamente. Pero puestos a prohibir, podían hacerlo en algún otro sitio, por ejemplo: deberían de prohibir fumar en la calle, porque un niño se puede cruzar con un fumador en cualquier momento; deberían de prohibir el fumar cuando se pasea por la calle, no vaya a ser que el fumador se encuentre con niños jugando en la misma y se pongan malitos por el humo de ese desgraciado fumador; deberían de prohibir fumar en el campo, por si el humo del tabaco afecta a las cosechas y por si acaso algún niño de cualquier campesino está con su padre en medio del bancal; deberían también prohibir el fumar en tú coche aunque vayas solo, no vaya a ser que tengas la ventanilla bajada y se escape el humo del cigarrillo por ahí, y el coche que vaya detrás lleve dentro un niño y ese humo que tú expulsas desde tu coche le perjudique; deberían también prohibir el fumar en fiestas políticas como la de Rodiezmo, no vaya a ser que haya algún niño por allí cerca y además de quedarse tonto con tanta tontería que dicen, se contamine también con el humo que suelten los puros y los cigarrillos; deberían de prohibir también fumar en las películas, no vaya a ser que cualquier niño vea el acto ese tan despreciable de fumar de un actor, y el niño de mayor fume más que un carretero porque su ídolo lo hace.
Como ven, hay muchas situaciones en las que se puede prohibir el fumar, pero ¿por qué la ley antitabaco, en vez de reducir las personas que fuman, las ha aumentado?, por la sencilla razón de que prohibir, acompañada de una sanción, no es la solución en este caso. Lo mejor es una buena prevención por parte del ministerio de Sanidad con la inestimable ayuda del ministerio de Educación y en vez de tanta asignatura politizada, intentar educar en los buenos hábitos, como el no fumar por ejemplo. Esta ley me va ha hacer recordar los tiempos en que era joven y empecé a fumar. Lo hacía como casi toda mi generación a escondidas y a hurtadillas para que tu padre no te viera. Ahora la diferencia es, para que la policía Autonómica Vasca no te trinque ni te enchirone por saltarte la ley a la torera. Como cambian las cosas. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share