miércoles, 19 de abril de 2017

En las narices

Las únicas personas que tienen asegurado su buen sueldo en el Palacio de la Moncloa es el presidente, los 1.500 asesores que tiene y los funcionarios públicos que trabajan en ese Palacio, los demás, res de res, como se dice en Valencia. 
¿Por qué les digo esto?, pues porque los otros días me encontré con una noticia que me dejó patidefuá pese al escaso margen de sorpresa que a uno le deja ser súbdito español. La notica decía así: “LOS EMPLEADOS DE LA CAFETERÍA DE MONCLOA, LLEVAN CASI TRES MESES SIN COBRAR”. Como no puede ser de otra manera, me surgió una pregunta mientras iba hacía el ordenador goteándome el colmillo de sangre para ampliar esa noticia. La pregunta no puede ser más obvia, ¿cómo permite la administración pública esas cosas?¿y cómo es posible que lo permita en ese lugar?. 
Cuando llegue al ordenador, busque ávido la noticia, y efectivamente ahí estaba, bien puesta, bien colocada. Les resumo. El servicio de restauración y catering del Ministerio de la Presidencia está gestionado por la empresa Ramiro Jaquete, que también está presente en gran parte de ministerios. Este viernes los periodistas que acudían a cubrir la rueda de prensa del Consejo de Ministros se han encontrado con la denuncia de los trabajadores de las cafeterías de Moncloa. Los empleados que trabajan en la empresa de Restauración del Ministerio de la Presidencia llevan casi tres meses sin cobrar. 
Resulta escandaloso, que las trabajadores y los trabajadores de la empresa concesionaria de Restauración y Cafetería se encuentren en una situación económica paupérrima, al no cobrar con regularidad sus salarios, reza una de las notas repartidas por CCOO en el Ministerio de la Presidencia. Pagos tardío, incompletos o en mano es la tónica que la empresa adjudicataria hace a sus trabajadores y esto en el mismo lugar en donde se reúne el Consejo de Ministros que es el que hace leyes para que esto no suceda. Me meo to pabajo. 
Pero no se vayan todavía, aún hay más. Resulta además que la plantilla advirtió de problemas sanitarios de la empresa. Los empleados han denunciado la presencia de ratones y suciedad en el entorno donde se almacena la comida, que los camiones del empresario no son refrigerados o incluso que en un mismo tráiler viajan lechugas, pescado fresco y productos de limpieza industrial. Toma del frasco, Carrasco. Si eso es verdad, deberían de tomar medidas duras contra esta empresa y sancionarla, aunque también puede ser que sean represalias de los trabajadores contra esta empresa. Pero en cualquier caso hay que investigar esas afirmaciones. 
Todo esto pasa en el Palacio de la Moncloa, ¿qué pasará en otros lugares y que la gente no ve?¿será posible todo esto?¿será verdad lo que cuentan estos trabajadores?. Pues eso, que me lo expliquen. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share