domingo, 13 de julio de 2014

Esto no para

Contra más se mete el dedo en la herida más sangra. Y por supuesto contra más se investigan ciertas cosas más mierda sale a relucir y más detenidos hay. Y para ejemplo lo que está pasando con los cursos de formación de este sindicato (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo), conocido como UGT, que tiene poco de Unión, poco de General y menos aún de Trabajadores, porque la pasta que va dedicada a ellos se la quedan los sindicalistas para sus cosillas, es decir, sus putas, sus fiestas, sus rayitas de doña blanca y lo que sobra para hacer pequeñas reformas en sus casas o para agenciarse chalets de puta madre en la Sierra de Cazorla. Viva el sindicalismo. 
Pues bien, todo esto que les cuento, viene a colación por la siguiente noticia que leí en un periódico de tirada nacional mientras desayunaba en el bar de mi amigo Pacorro. La noticia no me sorprendió en absoluto. Lo que me sorprendería de verdad, es que no saliera algo de estos sinvergüenzas sindicalistas en los periódicos diariamente. Pues bien, la noticia decía así: “DETENIDO EL EX TESORERO DE UGT ANDALUCÍA Y EX VICESECRETARIO DE ADMINISTRACIÓN DE UGT-A ADEMÁS DE 13 PERSONAS MÁS POR LOS CURSOS DE FORMACIÓN”. Ojo al parche, un ex tesorero, lo mismo que Bárcenas pero en formato sindicalista. Pero si son un poco detallistas queridos blogueros, se habrán dado cuenta de un par de matices importantes, el primero que era tesorero de las formaciones a las que pertenecían, con lo cual tenían acceso al dinero y segundo que se vuelve a demostrar que el color del dinero no entiende de colores políticos ni de siglas ni de ná. 
El modo operandis esta vez era bien sencillo. Hay empresas que emiten facturas falsas. La Guardia Civil registra esas empresas en busca de esas facturas. Hay que recordar, que la investigación sobre UGT es una pieza desgajada del caso de los ERE. La Guardia Civil detiene a 14 personas en la operación sobre éstas facturas falsas presentadas por UGT para justificar los fondos de formación, entre ellos el ex vicesecretario de Administración del sindicato en Andalucía Federico Fresneda, tesorero del sindicato hasta 2013. El resto de los detenidos son responsables de las empresas registradas y ex trabajadores de UGT. Los registros, que han sido practicados por parte de la Unidad de Delitos Económicos de la Guardia Civil, se han llevado a cabo en tres empresas sevillanas y al menos otra de Madrid y de Jaén que presuntamente emitieron facturas falsas al sindicato UGT para justificar las subvenciones de la Junta de Andalucía. Como ven queridos blogueros algo bien sencillo de hacer. 
Leí una vez en un libro, que la mejor manera de blanquear dinero era montando un bar, porque nadie puede saber las cervezas que pones al cabo del día, ni por supuesto controlar los precios a lo que cobras esas bebidas. Estos de UGT-A podían haber montado un bar en vez de tantas empresas tapadera, tanto amiguismo y tanto compadreo, porque al final alguien se va de la boca o alguien no está contento con el sistema montado y entonces se lía la de San Quintín, como ha pasado. 
Por lo demás nada nuevo bajo el sol. Éstos de la UGT-A siguen a lo suyo, el Cándido Méndez que es el rey absoluto de la UGT no sabe no responde, y el dinero desaparecido vete tú a saber dónde está. Lo de siempre, pero con la diferencia de que estos personajes son sindicalistas de lo más vulgar, pero que saben de números en su propio beneficio una barbaridad, como se está demostrando cada vez que se investiga más y más. Por lo demás, España en su pura esencia. Ladrones de guante blanco por doquier, sinvergüenzas de alto standing, dinero que no es para ellos pero que lo usan como si lo fuera, cursos de formación tirados a la basura junto a los trabajadores ilusionados en hacerlos, la investigación durara un porrón de años y cuando se quieran dar cuenta, todos los delitos prescritos, estos golfos en libertad y sin problemas para disfrutar de la pasta robada. España en su pura esencia como les digo. Si de verdad la justicia fuera ciega, todos estos ladrones de guante blanco estarían en chirona y no saldrían hasta que no hubiesen devuelto hasta el último céntimo de lo robado. Eso sería lo ideal. Pero las leyes las hacen personas que luego ocuparan cargos en donde se manejara dinero público, y claro no se van a poner ellos las leyes en su contra, ¿ustedes me entienden no?. España, simple y llanamente. Entonces, ¿sindictos para qué?. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogueros como yo. Un saludo. 

 Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share