domingo, 9 de septiembre de 2012

Desaparecidos

Este verano, el gobierno ha prorrogado la ayuda de los 400€ a parados de larga duración y encima la sube a 450€ para los que tengan muchos cargos. No han tardado los sociatas y los sindicatos (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean aparecer por ningún lado) en apuntarse el tanto, aludiendo a la presión (jajajajajajajajajajaja) que han ejercido según ellos sobre el gobierno. Para mear y no echar gota. Los sociatas igual que los sindicatos han presionado desde su lugar de vacaciones, comiendo y cenando en buenos restaurantes a costa de los españoles y tumbados en la hamaca viendo como su presión sobre el ejecutivo hacía el efecto deseado. Coño, yo también presiono así, hacerlo de esta manera es una delicia. No pueden tener más cara dura y más poca vergüenza. Por eso en esta España cutre, salchichera y ruin llena de gentuza de esta calaña, no existe un monumento al sinvergüenza desconocido por aquí los conocemos a todos, y a la vista está que no miento. Un sindicato con dos cojones, o mejor dicho unos sindicalistas con un par de huevos bien plantados, hubiesen salido a la calle a presionar de verdad y a defender los derechos de los trabajadores en las calles y enfrentándose a quien fuera. Pero lo que no se puede hacer es que estos sindicalistas que tenemos, vendidos al mejor postor, jodidos porque les han quitado un montón de subvenciones se apunten un tanto que no han conseguido ni por error, y menos desde su lugar de vacaciones pegándose la vida padre, porque ¿dónde han estado Méndez y Toxo en este periodo vacacional?, pues eso, disfrutando de la vida con el buen sueldo que tienen ganado con el esfuerzo de todos los españoles.
Ahora resulta que el gobierno pone más difícil el acceso a esa ayuda y elimina el subsidio a hijos que vivan con sus padres o abuelos. Toma del frasco, Carrasco. Ya veremos por donde salen los sindicalistas estos que tenemos la mala suerte de tener. Ahora les toca ponerse al día, madrugar, enterarse de lo que se está cociendo, planificar una estrategia de ataque y luego a actuar, y eso queridos blogueros tarda su tiempo, y según mis cálculos se meterán en fechas navideñas con lo cual vendrán otras minis vacaciones y ya lo dejaran para el año que viene y empezarán otra vez a darle vueltas al tema, y entonces llegara Semana Santa y así hasta el infinito y mucho más, lo cual lleva a la conclusión que se tirarán otro año desaparecidos, sentados en sus enormes sillones abriendo la bocaza que tienen para criticar algo pero sin que se les oiga mucho, no vaya a ser que el gobierno se entere y les jodan más subvenciones, con lo que si eso pasa, tendrían que volver a hacer trabajos forzados, es decir, a trabajar.
Pero volviendo al tema del subsidio, en esta España cutre y salchichera que nos ha tocado vivir, los españoles sabemos mucho de picaresca, y sólo con cambiar el dato de la residencia en el INEM por el de la casa de un colega, hermano/a que vive sólo/a o acompañado/a, asunto resuelto. Seguirán cobrando, seguirán viviendo con sus padres y aquí paz y allí gloria. Supongo que este gobierno tan lumbreras habrá tenido en cuenta ese pequeño detalle picaresco a la hora de realizar este magnífico plan-recorte que se ha sacado de la manga, porque sino el fraude llegará al cielo. Ya se sabe que hecha la ley, hecha la trampa y aprovechando que tenemos una justicia que es una mierda y más lenta que un caracol con reuma, pues mucha peña aprovechara para utilizar la picaresca. Ya veo el desmadre en la Administración, ya veo los casos de fraude que se pueden cometer con esta nueva cosa que ha inventado el gobierno, ya veo a muchos políticos haciendo de las suyas para forrarse y que se forren sus familiares más allegados, parece que los estoy viendo. Y mientras los sindicatos callados y escondidos en sus madrigueras esperando tiempos mejores para protestar un poquitín y que no les recorten más subvenciones, para poder seguir viviendo, ya que es la única forma de ganarse la vida que tienen. Lamentable, pero es la triste realidad. Qué le vamos a hacer. Entonces, sindicatos ¿para qué?. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Wikio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share