sábado, 14 de abril de 2012

Retransmisiones eclesiásticas

“Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás, es la única manera”. Esto es lo que no deben de pensar estos mamarrachos, arcaicos, retrógrados e hipócritas representantes de Dios en la tierra. O lo que es lo mismo, curas, obispos, monseñores y el jefe de todo el clan, el Inquisidor General metido ahora a Papa el tal Benedicto XVI.
Lo que yo no llego a entender, es como en un país laico y aconfesional como el nuestro, una televisión pública pagada de mis impuestos como es RTVE, deja que sus cámaras sean plataformas propagandísticas de estos personajes vestidos con tanta opulencia. Les comento de lo que va el post. RTVE tiene la mala costumbre de emitir misa los domingos, el Vía crucis desde Roma, la bendición Urbi et Torbi, para que se vea bien la cantidad de oro, plata, buenas obras de arte, el buen vivir que tienen estos representantes de Dios en la tierra, mientras millones de personas entre ellos niños, pasan penurias para llevarse un trozo de pan a la boca. Pues bien, en una de esas retransmisiones eclesiásticas, el obispo de Alcalá, el tal Reig Plá, se refirió a los homosexuales “como personas que se prostituyen y que promueven la corrupción de menores”. Así de bote pronto pensé una cosa, que la Iglesia Católica está llena de corruptos de menores, como se ha demostrado en algunos casos que han saltado a la palestra. El más sonado como recordarán fue el del hermano del actual Papa. Eso es lo que se ha hecho público, pero ¿cuántos curas habrá que siguen haciendo estas cosas?.
Yo no sé cómo se puede ser tan sinvergüenza. Es decir, a la iglesia en estos casos de corrupción de menores la mierda le llega al tufo, y encima tiene este obispo la desfachatez de decir que los homosexuales se dedican a hacer lo que ellos hacen. Simple y llanamente es de ser un sinvergüenza y un cara dura. Lo que debería de haber hecho este personaje obispal, es haber pedido perdón públicamente por todas las tropelías que ha cometido la iglesia a lo largo de su historia, entre quemar a científicos, quemar a gente inocente, etc, etc. Tenía la ocasión propicia, ya que tenía enfrente a la RTVE para poder hacerlo. Pero no, el obispo tuvo que tirar por los cerros de Úbeda y empezar a soltar propaganda eclesiástica a diestro y siniestro para caldear el ambiente de este país ya de por sí caldeado.
Menos mal, que la mayoría de la gente pasa olímpicamente de todos estos mamarrachos eclesiásticos y se ve claramente que cada vez van menos personas a estos recintos a no ser que vayan para echarse fotos cuando se casan, y gran parte de culpa de que esto sea así, lo tienen personajes de esta calaña que sólo saben vivir en el pasado y no saben adaptarse al presente, que es el que es y no se dan cuenta de que ciertas cosas ya no son como eran antes, sino que por suerte han mejorado y mucho, como es el caso de la situación regular y como cualquier ciudadano español de estas personas homosexuales. Pero para eso, hay que dejar de vivir en la época de Franco y vivir con los pies en la tierra y en la actualidad actual. “Laus deo”. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.


Wikio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share