jueves, 23 de febrero de 2012

Es lo que hay

Los miembros de la cúpula del banco de VALENCIA intervenido por el banco de España, percibieron en los 9 primeros meses del 2011 un aumento del sueldo del 7’5% con respecto al mismo periodo del año anterior.
Un sindicalista (no se rían por dios, en España todavía existen esos parásitos sociales aunque ustedes casi no los vean) con 181.000€ de sueldo, lidera las protestas.
Si queridos blogueros, esta es la España que tenemos y la que nos espera. En esta España no hay monumento al sinvergüenza desconocido porque aquí los conocemos a todos. Un infeliz país donde la gente puede verse obligada a cerrar tienda o negocio por equivocarse en su gestión, pero donde ningún banco ni banquero, ni político, que llevan años equivocándose en la gestión irresponsable de un dinero que ni siquiera es suyo, pagan el precio de sus errores. Nunca. Un país en donde los sindicatos son marionetas del gobierno gracias a las multimillonarias subvenciones que éste les atiza para llevar a cabo su gestión, o lo que es lo mismo, para llenarse sus bolsillos con un dinero público que a ellos no les cuesta conseguir pero sí que saben despilfarrar en sueldazos y en comidas.
Es lo que tenemos. En esa pantomima de los bancos no me voy a meter, porque eso es un caso perdido y la reestructuración del sector nos va a costar a los españoles (no a todos eh, ojo al matiz) un huevo y parte del otro. Pero sí voy a dar mi humilde opinión con respecto a unos vividores que dicen defender los derechos de los trabajadores y que en 7 años viendo como se destruía empleo no tuvieron cojones a montarle a la mano que les daba de comer una huelga general. Bueno, si ustedes a esa payasada del 29S lo quieren llamar huelga general, le acepto pulpo como animal de compañía. Pero seamos realistas, a esa huelga fueron los liberados sindicales, (que por eso hacen la huelga en miércoles, ya que es su día de arreglar asuntillos en los sindicatos y las empresas los tienen que dejar) y cuatro sociatas sin nada mejor que hacer en sus casas. Ya está. Es lo que hay.
Ahora resulta que un sindicalista que cobra 181.000€ anuales, dice defender los derechos de los trabajadores. Pero luego está su amiguete Méndez, que con un sueldo de 110.000€ al año, también dice defender los derechos de los pocos trabajadores que quedan. Pero luego está Toxo, que con un sueldo de 114.000€ dice lo mismo que los dos anteriores, que defiende los derechos de los pocos trabajadores que quedan en esta España que han estado viendo hundirse y que ellos no han hecho nada para remediarlo. ¿Cómo querrán que les haga el más mínimo caso?. No se puede defender a unos trabajadores y luego pegarse la vida padre. Un sindicalista siempre ha estado al lado de los currantes, siempre han estado ahí para lo que fuera necesario, porque vivían de las cuotas, (lo mismo que los sindicatos de los países de nuestro entorno) pero luego empezaron a lloverle subvenciones para cursos y ahí fue en donde empezó el declive de los sindicatos. Cada año pedían más y más subvenciones para poder asignarse unos sueldos disparatados e ir olvidando poco a poco sus obligaciones, que eran defender los derechos de los trabajadores. Y así ha sido como hemos llegado a esta situación, que sólo levantan un poco la voz cuando el color político del gobierno es distinto al suyo. Porque, ¿qué pasaría si esta reforma laboral crea empleo?, es difícil ya lo sé, pero puede pasar. Deberían de dejar un poco de margen antes de saltar como fieras. Pero no, tienen que justificar las nóminas que cobran por el simple hecho de que el gobierno les ha recortado el pienso económico y con el miedo de perder poder adquisitivo como todos los trabajadores que ellos dicen defender.
Muchas veces me acuerdo de esta frase típica cada vez que hablo de los sindicatos. Ésta dice así: “Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas, un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna, un pequeño sueldo….”, y eso estimados blogueros es lo que les pasa a estos sindicalistas cutres y salchicheros. Es lo que hay, maikel naig. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Wikio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share