miércoles, 28 de diciembre de 2011

Un fallo imperdonable

Voy como cada mañana a desayunar al bar de mi amigo Pacorro. Lo hago porque me gustan sus tostadas, su compañía y a coger la flipaera del día por el morro. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. Les he dicho más de una vez que para flipar no hace falta drogarse. Con sólo coger un periódico y leer las noticias de ámbito nacional les sobra para flipar durante todo el día y sin problemas. Ese es uno de los motivos por lo que voy al bar de Pacorro.
Todo falla en esta vida. Pero hay fallos que no se pueden consentir, como por ejemplo que un cirujano se equivoque, que un médico haga un mal diagnóstico, que un funcionario meta la pata hasta el fondo en alguna paga, etcétera. Ya sé que somos humanos, pero que un arquitecto proyecte un edificio y que a los 4 días se caiga, pues eso no tiene perdón. Pero bueno, es lo que hay y lo único que tenemos que ver es que no nos toque a nosotros por dos razones: 1ª porque te arruinan la vida, y 2ª por no tener que enfrentarte a esta justicia injusta y lenta que por desgracia nos ha tocado y hay en este país cutre y salchichero llamado España. Pero bueno, estoy desvariando.
La noticia que leí me dejo hecho una piltrafa. Sin más rodeos se la voy a colocar. Dice así: “Un hombre que mató a su mujer hace 6 años, lleva cobrado 40.000€ de pensión de viudedad”. Toma del frasco, Carrasco. Menudo fallo de comunicación entre administraciones. Este fallo no tiene perdón de dios. Se demuestra con esto que no por tener muchos funcionarios y muchas administraciones duplicadas, las cosas funcionan mejor. Ya me imagino el trapicheo en las administraciones:

- Han condenado a ese sinvergüenza, ¿qué hago?. Dice el funcionario de justicia.
- Deja la sentencia ahí, que ahora se pasa Marga que ha salido a tomar café y la manda a la Seguridad Social.
- Ok. Dice el otro. Oye, ¿has tomado café?, si quieres vamos
- Vale, esto puede esperar.

En ese intervalo de tiempo llega Marga de desayunar.

- Vaya, -dice- ¿qué hace esta sentencia sin archivar?. Nada la guardare y me la quitaré de en medio.

Por supuesto, la archiva en un armario de esos que está petado, o si no la deja amontonada en el suelo con las cuatrocientas mil sentencias que están esperando mejor suerte.
Mientras por otro lado, en la Seguridad Social:

- Oye Alberto, ¿tienes preparado la documentación de este hombre (es el asesino) al que hace poco se le murió la mujer?.
- Sí, la tengo. La dejamos terminada y nos vamos a tomar el vermut, que son las 12H30’ y ya sabes cómo se pone el bar.
- Ok.

Eso es lo que podía haber pasado. Puede haber otras variantes, pero ésta es la que yo creo que fue. Al cabo de los 6 años, alguien cogió del suelo por casualidad (igual fue una/o becaria/o) esa sentencia y empezó a husmear en ella. Ya saben ustedes que los españoles somos un poco cotillas, y a lo mejor gracias a este don español, la becaria/o descubrió el fallo tan garrafal que ahora ha salido a la luz, pero que NO ha costado ni ninguna dimisión, ni ningún despido, ni ningún expediente abierto ni nada de nada. Estamos en España por dios, eso ténganlo en cuenta.
Ahora la seguridad social le retira la paga mensual, (menos mal) ya que no ha empleado ese dinero para indemnizar a los familiares de la víctima. ¿Y?¿que van hacer con el dinero que tiene ya ahorrado?¿se lo van a quitar también?¿o sólo le quitan la paga?. Qué país por dios. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Wikio




1 comentario:

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share