domingo, 3 de julio de 2011

Miente como un bellaco

Sebastián dijo hace algún tiempo que no iba subir la luz. Catapúm. El 1 de Julio del año del Señor 2011, ha subido ni más ni menos que un 1’5%. Si esta cantidad la sumamos al 9’8% que subió en Enero, nos da la friolera de un 11’3%, es decir, lo mismo que le vale al señor Sebastián un café en el hotel Palace o el Ritz de Madrid, por decir algunos hotelillos en donde el café cuesta seguramente como un cubata en el bar de mi amigo Pacorro. Pero ni corto ni perezoso, también ha subido el gas natural un 5’1%, la bombona de butano un 5’7% con lo que ésta se sitúa en 14’8€, y eso que dijo hace unas semanas que ya no volvería a subir nada, bueno por lo menos dijo la luz, por eso seguramente el gas natural y el butano han subido más, porque no los nombró hace unas semanas.
Lo que me jode de verdad, es que me mientan y me traten como a un subnormal. Eso me jode mucho, y más viniendo de un Ministro de Industria que debería de mirar por los ciudadanos y no por la multinacionales que controlan y gestionan estas cosas. Estando los sueldos por los suelos, (pincha aquí para enterarte) el empleo tan precario que hay en nuestro país, la incertidumbre de no saber si mañana vamos a seguir teniendo nuestro empleo, el gasto de las familias reducido a su máxima expresión, viene nuestro querido Sebastián y en vez de echar un cable a las familias y a los ciudadanos para intentar aliviar la situación, nos lo hecha al pescuezo y aprieta un poco más el nudo para asfixiar a las familias ya de por sí asfixiadas. ¿Me puede explicar alguien por qué sube otra vez estas cosas básicas?. Sinceramente, no lo entiendo y por supuesto tampoco lo veo muy claro el por qué.
Sebastián nos asfixia sin compasión y cada semestre que pasa el nudo de la soga se aprieta un poco más. Vamos a tener que cocinar con leña, alumbrarnos con candiles, calentarnos con los braseros de ascuas de toda la vida y así nuestra calidad de vida irá en tono a nuestro poder adquisitivo, que con tanta subida de precios irá menguando cada vez más. Pero a Sebastián le da lo mismo. Él a lo suyo, que es a decir hoy una cosa y dentro de 2 semanas hace justamente lo contrario de lo que dijo. Eso es mentir como un bellaco, o también es hacer una descomunal bajada de pantalones ante las grandes empresas energéticas por esa leyenda urbana que van contando del déficit tarifario, y gracias a eso, los españoles tenemos que sufrir en nuestras carnes la subida de todo para que a estas multinacionales les cuadren las cuentas y así poder repartirse más pelas entre sus directivos.
Vivir para ver. Ya sólo falta que pongamos también los ciudadanos la vaselina para que cuando nos jodan el dolor sea menor, porque va a llegar un momento en que no tengamos ni para comprar una bolsa pipas para quitarnos el hambre. Me siento humillado y engañado por un ejecutivo que tiene menos salidas que una ratonera. Qué asco por dios. Porca miseria. Mala suerte lo llaman. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo:

Bookmark and Share

1 comentario:

  1. Hola, he publicado tu entrada en nuestro blog: http://tenemosderechoatrabajar.blogspot.com/2011/07/miente-como-un-bellaco.html
    Saludos ;-)

    ResponderEliminar

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share