miércoles, 9 de mayo de 2018

Los honestos

Juro a ustedes por el cetro del dios Pichimichi que lo que voy a contar es cierto. Aunque comprendería que dudasen, porque en un país normal, algo así sería imposible. Pero recuerden que éste no es un país normal, sino España, un lugar donde todo disparate, por gordo que sea, tiene su asiento, y donde por poner un ejemplo clásico, una ardilla podría cruzar la Península saltando de gilipollas en gilipollas sin tocar el suelo. 
Y para muestra un botón. Resulta que Susana Díaz, la líder socialista de Andalucía, ha expresado que le gustaría que los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, imputados en el caso de los ERE y a los que se ha referido como dos personas honestas, volvieran a ser militantes del PSOE. Serán todo lo honestas que la reina de las marismas quiera, pero torpes e ignorantes haciendo su trabajo, también han sido un rato, porque llevar 20 años gobernando una comunidad autónoma sin saber lo que se cocía en el despacho de al lado, es algo que como mínimo raya la dejadez más absoluta, y nada más que por eso, estos dos personajes, me refiero a Chaves y a Griñan, no deberían de tener más cargos públicos en su vida. Supongo que las cuentas familiares les irán mucho mejor, porque seguramente no serán ellos quién las lleve, porque si no estarían en la ruina más absoluta. 
Pero la reina de las marismas, se olvida que estos dos personajes a los que tanto ama y tanto quiere a su lado dentro del PSOE, son dos pájaros de mucho cuidado, que se han llevado o han permitido como mínimo que otros se llevaran (presuntamente) los dineros de la UE que iban a cursos para la formación de parados, para fiestas, arreglar chalets y todo lo que los mangantes estos hayan querido. Yo entiendo la postura de Chaves y Griñan, que es defenderse ante todo esto, pero lo que no entiendo es que el dinero no se devuelva si salen condenados. 
Cabe recordar también, que la justicia española mira más los derechos de los maleantes, que los de las víctimas y de ahí que estos pájaros se presenten ante la sociedad como políticos perseguidos por una oposición mala y rancia. O como dice la reina de las marismas, hay quien tendrá que pagar y hay quien verá restituido su honor. A lo primero seguramente será el primer pringado que pase por allí o al que le ofrezcan algo, y lo segundo va a ser más complicado, porque honor les quedará poco después de pasar por este juicio y ser señalados como los que silenciaban todo lo que ocurría a cambio de vete tú a saber. Es lo que tenemos en Andalucía y que es extrapolable a cualquier rincón de España. Se roba dinero público, se usa para otros fines distintos para los que se han aprobado, se detienen a los culpables, la justicia ayuda más a los delincuentes, salen condenados, no van a la cárcel mientras se resuelven los recursos, el dinero jamás se devolverá, los mangantes desaparecen de la escena pública española, y a ver como España va jugando en el mundial. La triste historia de España, cruda y real. Y encima son honestos. Vaya tela. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share