jueves, 18 de mayo de 2017

A tutti plen

Voy como cada mañana a desayunar al bar de mi amigo Pacorro. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. El caso es que me gusta ese bar, ya que es uno de eso bares de toda la vida, como dios manda, con sus albañiles, sus moscas y sus borrachos de plantilla. 
Pero tiene una particularidad, que compra la prensa y además tiene wifi para sus parroquianos más tecnológicos. Pues bien, en un periódico digitales, me encontré de sopetón con esta noticia que me dejó patidefuá pese al escaso margen de sorpresa que a uno le deja ser súbdito español. Ésta decía así: “EL BANCO DE ESPAÑA SE GASTA 1’1M DE € PÚBLICOS EN LA CASA DE VERANEO DE CIENTOS DE TRABAJADORES”. Vaya, pensé yo. 
Como no puede ser de otra manera, me fui enflechado al curro. Encendí el ordenata y consulté, goteante el colmillo el pliego de condiciones para esa contratación. Efectivamente, ahí estaba. Lo que me llamo más la atención, es las viviendas tienen que estar por supuesto en las costas españolas pero además tener una serie de criterios como por ejemplo, buenas vistas, nada de obras alrededor para velar por el descanso del guerrero en época estival y una televisión como mínimo de 22 pulgadas. Luis María Linde cuida de sus empleados, aunque luego no se les haga caso con los informes que tramitan, como por ejemplo con lo del caso Bankia. 
Una cosa está clara, currar en el banco de España es un chollo, por lo menos para disfrutar de las vacaciones, como pueden ver ustedes anteriormente. 
Pero este plus social, porque de alguna manera hay que llamar a este chollo, es fruto de la negociación colectiva con los sindicatos (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por erro televisivo). Ya nos gustaría al resto de los trabajadores que estos vividores de pacotilla conocidos como sindicatos, obtuvieran los mismos resultados en otras negociaciones o se implicaran más en las mismas. 
Pero el pliego de condiciones no se queda sólo en lo de la situación de la vivienda. Que va. Las viviendas tienen que tener ascensor si tienen más de tres alturas, se exige también en el pliego de condiciones que las viviendas deben de tener ropa de cama y de cocina. Ésta debe de ser con gas natural o eléctrica, así como con frigorífico, calentador de agua caliente, microondas, exprimidor, tostador y cafetera. Todo un chollo como se puede apreciar. 
Todo esto pagado de nuestros impuestos, como no podía ser de otra manera. Ya hay empresas pujando por este goloso contrato público, y que seguramente tendrá su lado oscuro que dentro de unos años, la UCO descubrirá, porque cabe recordar que no hay sopa Hispana sin pelo dentro, y el trapicheo es una manera de entender la vida en este pintoresco lugar llamado España, porque de alguna manera hay que llamarlo. Y porque estamos curados de espanto, pues ya se verá con el tiempo. Ojala me equivoque, pero no voy mal encaminado. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share