miércoles, 6 de noviembre de 2013

La invitan los desgraciaos

La Audiencia Nacional era un alarde de lentitud a la hora de emitir sentencias y de ejecutarlas. Todo dependía de la clase de golfo que fuera. Para una clase de golfos, tardaban entre 10 ó 15 años en que el juicio se realizara y otros 10 años en sacar la sentencia y otros 5 en que esa sentencia se ejecutara. Para otra clase de golfos, resuelven de inmediato, como es el caso de la sentencia de ese tribunal innombrable y con menos derechos humanos que el presidente Sirio, para la cual no han tardado ni horas en ejecutar la sentencia que dejan en libertad a todos los asesinos etarras, violadores, etc, etc, en menos que canta un gallo y en nombre de los derechos humanos, esos mismos derechos que les quitaron a las víctimas. Pero bueno que se me calienta el dedo. Esto es de mi cosecha, y para que sepan ustedes la diferencia de golfos que hay en España cuando se juzga a alguien. Pero el post va de tribunales, pero es que no he podido evitarlo. 
Ahora resulta que la Audiencia Provincial de Sevilla es noticia por otra cosa. Lo leí en un periódico de tirada nacional mientras desayunaba en el bar de mi amigo Pacorro. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. La noticia decía así: “AUTO DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE SEVILLA. LA JUEZ ALAYA CONTRA LAS CUERDAS: LA AUDIENCIA LA INVITA A DEJAR DE INVESTIGAR LOS ERES”. Y continúa: “La sección séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla invita a la juez Mercedes Alaya a que deje ya de investigar el caso de los ERE. “Podría haberse alcanzado el límite de instrucción”, señala el auto de la Audiencia, con fecha 25 de octubre y firmado por cuatro magistrados. 
Sin citar de modo específico a Chaves y Griñán, el organismo judicial quiere que Alaya acabe con su instrucción para que sea el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) o el Tribunal Supremo quien siga con la causa respecto a políticos pre imputados y aforados como los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán. “Cabría pensar que poco más queda por instruir salvo oír a los imputados, lo que podría corresponder en su totalidad al tribunal de aforamiento”, especifica el auto de 16 folios”. Toma del frasco, Carrasco. 
Pero vayamos por partes. Supongo que la que tiene que decidir hasta cuando hay que investigar es la propia juez Alaya, entonces ¿por qué esas presiones de la Audiencia Provincial?¿es qué hay presiones políticas a los magistrados de la Audiencia Provincial por parte de los sociatas y los sindicalistas (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo)?, porque viendo la reacción de los sindicalistas cuando detuvieron a los chorizos de sus dirigentes, pues no me extrañaría nada. Por otro lado Manuel Chaves y José Antonio Griñán se hicieron aforados para escapar de las preguntas de la juez Alaya, entonces ¿por qué permiten nuestros políticos de mierda que esto pase?¿por qué si son imputados no se les destituye iso facto para que solucionen sus problemas judiciales y luego dependiendo de la sentencia siguen robando, huy perdón, quiero decir siguen gobernando o se les encarcelan?. Pues porque es más fácil huir como han hecho Manuel Chaves y José Antonio Griñán y esconderse como ratas en el Senado y en el Congreso para así eludir la labor de la justicia. 
No se coman el tarro, ROBAR ES DELITO, PERO SÓLO PARA LOS POBRES como se está viendo. Estos dos golfos, huyeron como alma que lleva el diablo a esconderse entre las cloacas de la democracia que ellos han construido a su antojo para así poder eludir sus responsabilidades ante la justicia. Mientras la Audiencia Provincial de Sevilla, invitando como si fuera un guateque a que la juez Alaya abandone la investigación. Jamás he visto tan poca vergüenza y desfachatez. Pero claro, la justicia tiene tal grado de politización que estas cosas serán el pan nuestro de cada día, y cuando un juez o un fiscal se convierten para los políticos en una almorrana, pues mueven los hilos de sus marionetas judiciales para escapar y quitarse el problema de en medio. Lo que pasa, es que estos casos, como este de los Ere, acabaran en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía o en el Tribunal Supremo en donde el grado de politización es ya de tal calibre que eso parece el Congreso de los Diputados. ¿Justicia?¿de qué justicia hablan estos mamarrachos de políticos?¿de la suya?¿de la que se aplica a los demás?¿de la politizada?¿de cuál justicia hablan estos mierdas?. 
Sólo saben presionar cuando sienten el aliento de la justicia sobre su cogote, los muy hijos de put_. Menuda mierda de justicia y de país, gracias en parte a la piojosa y desgraciada clase política que tenemos la mala suerte de tener. Qué asco me dan todos. Sopla gaitas. Pues eso, que me lo expliquen. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share