miércoles, 19 de diciembre de 2012

La misma historia, como siempre

Yo pago al banco, tú pagas al estado, el estado paga al banco, nosotros nos quejamos, vosotros nos pegáis y ellos evaden capitales. A esto se reduce la situación económica de un país que no sabe dónde va y que no tiene a nadie que lo gobierne en condiciones. Es muy triste, pero es así. Los que realmente están sufriendo las consecuencias de que unos incompetentes y mentirosos nos gobiernen somos los de siempre, la clase trabajadora (o no) que nos están exprimiendo sin compasión para que algunos vivan de puta madre y encima se rían y hagan trapicheos en nuestras narices. Pues bien, el post de hoy, trata sobre una par de casos de estos. De gente que ha estado o sigue estando en el mundillo político y se aprovecha (siempre teniendo en cuenta la presunción de inocencia, dios me libre) de ello para sacarse unas perras extras pese a la que está cayendo. Uno de estos casos es el siguiente: “La trama Oriol Pujol cobró 5.000.000€ por facilitar desinversiones en Cataluña”. Cabe recordar que esto viene por ese tema de las cuentas ocultas en Suiza que supuestamente tienen Artur Mas y la familia de Jordi Pujol. El otro caso, es lo que la policía dice sobre José Blanco: “dice que pagó por su casa 230.000€ más de lo escriturado”, es decir, y dicho en el idioma castellano más castizo, en negro. La pregunta no puede ser más obvia, ¿es qué la Agencia Tributaria no controla el dinero que este ex ministro tiene en su poder?, parece que no es así, ya que ha pagado tal cantidad de dinero sin que nadie sepa de donde procede y es ahora cuando la policía lo ha detectado, que no Hacienda. Estos son dos claros ejemplos de sinvergonzonería llevados a cabo por dirigentes o ex dirigentes políticos con total impunidad. Hasta ahora, o eso quiero yo creer, la situación parece que ha llegado hasta aquí. Pero conociendo a la justicia española, verdes las han segao, y estos casos pasarán a engrosar la lista de casos de corrupción, evasión de capitales, malversación de fondos públicos, tráfico de influencias que tan acostumbrados (por desgracia) nos tienen acostumbrados nuestros políticos. Y ahí se acabará la historia, una historia más que contar en los medios de comunicación, una historia más que pasará a los anales de esta desgraciada historia española que nos estamos forjando gracias a políticos sinvergüenzas y sin escrúpulos, una historia que nunca tendrá fin mientras no se pongan de acuerdo los mismos que permiten dentro de sus filas que actos de este calibre sucedan, una historia que tendremos que pagar (en el sentido más estricto de la palabra) los de siempre, los ciudadanos honrados que hemos tenido la mala suerte de encontrarnos en una época y con unos chorizos que no tienen vergüenza, una historia que se alargará a lo largo del tiempo porque no tiene solución, ya que casi todos mojan del mismo plato. Por eso, que mala suerte tenemos los pobres españoles de tener a estos héroes como base para escribir la historia. Penoso, pero es lo que hay Maikel Naig. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.


Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share