miércoles, 5 de diciembre de 2012

¿Dónde están?

Todo el mundo ha oído hablar de ellos, pero nadie sabe donde están. Sólo lo sabe el gobierno español que no hace otra cosa que decir lo que tienen que hacer pero sin dar nombres ni apellidos. Son personas que tienen mucha pasta pero que no la tienen aquí en España, son personas que tienen buenos abogados que conocen medianamente su oficio para dar espaldarazo a las autoridades españolas, son personas que viven aquí, se operan aquí, van al médico aquí, pero luego no pagan los impuestos aquí y si lo hacen es porque tienen que hacerlo y siempre lo mínimo. Les hablo de los propietarios de cuentas en Suiza. El ejecutivo es el que tiene la lista de todas esas personas y las oculta a la opinión pública, ¿por qué?, porque seguramente son empresarios de renombre y cosas por el estilo y estos ministros no quieren perjudicarlos por si luego cuando acaben su etapa política se pueden colocar en esas empresas gobernadas por empresarios que no pagan impuestos aquí. Creo que es la única razón y no otra. Partiendo de que el gobierno ha abierto un poco la mano para los que tienen dinero negro lo saquen a la luz, ¿por qué mientras por otro lado ocultan los nombres de los propietarios de estas cuentas?, pues por lo mismo de antes, para no perjudicar su futuro fuera de la política. Por eso, cuando el señor Montoro ministro de Hacienda dijo que él no comparecía en el congreso porque los que tenían que comparecer y dar explicaciones eran los que tenían cuentas en Suiza, refiriéndose a ese documento que apareció de buenas a primeras señalando a Artur Mas y a Jordi Pujol acusándolos de tener cuentas en Suiza, debería de haberlo hecho para explicar por qué oculta los nombres de esas personas que tienen esas cuentas. Por supuesto, la mayoría absoluta del PP en el congreso ha evitado que comparezca el señor Fernández Díaz, ministro del Interior para explicar quién mandó hacer ese documento y por supuesto también se ha evitado la comparecencia del Ministro del tasazo judicial el señor Gallardón para hacer lo mismo. Pero como ya se sabe, estamos en España y eso debe de dar muchas pistas sobre el comportamiento de unos privilegiados metidos al oficio de político para hacer uso de un dinero que ni siquiera es suyo pero que emplean como si lo fuera para hacer y deshacer a su antojo. Por eso esto de las cuentas en Suiza no nos debería de extrañar, porque igual que pasa con la justicia, que sólo va a ser para quién se la pueda costear, lo de tener cuentas en Suiza es para quién las pueda tener, pero con ayuda de un ejecutivo y de unos políticos que no van a hacer nada por evitarlo ya que se juegan su futuro a corto y medio plazo cuando dejen la política. Eso sí, con dos sueldos, el de la empresa que lo va a contratar y el público por haber estado de ministro o de político durante una temporada más bien corta. Es lo que tenemos en esta España o lo que queda de ella, más políticos miserables y más hacer la vista gorda ante los ricachones que desvían pasta delante de las narices del ejecutivo. Muchas veces pienso que el Estado va en contra de las personas que lo mantenemos, es decir, currantes mileuristas y no currantes, pero que tienen la obligación de pagar sus impuestos religiosamente, y hay desgraciado de tí si se te olvida algún impuesto, ya que las cartas amenazadoras y el despliegue policial va a ser de aúpa. Mala suerte tenemos los honrados, que le vamos a hacer. Luego pedirán que les votemos, pedazos de……….. para políticos nulos, votos nulos. Golfos. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share