domingo, 4 de noviembre de 2012

Trapicheos sindicales (1ª parte)

En esta España no hay monumento al sinvergüenza desconocido porque aquí los conocemos a todos. Un infeliz país donde la gente puede verse obligada a cerrar tienda o negocio por equivocarse en su gestión, pero donde ningún banco ni banquero, ni político, ni sindicalista (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error) que se precie, que llevan años equivocándose en la gestión irresponsable de un dinero que ni siquiera es suyo, pagan el precio de sus errores. Nunca. Por eso, antes de empezar les voy a decir que este post es la primera entrega de las dos que voy a hacer dedicado a estos ricos sindicalistas, que aparte de hacer y montar huelgas inútiles, también saben forrarse a costa del ciudadano honrado que las está pasando putas, pero que cumple con sus obligaciones tributarias como marca la ley, para que luego lleguen estos tiparracos y encima choricen y mangoneen a su antojo. Pues bien, como les digo, antes de empezar les voy a dar unos datos relevantes. Les aviso que no son aptos para cardiacos, tampoco son aptos para los que están en paro, como tampoco lo son para los que no pueden o les cuesta un huevo llegar a final de mes. Pero si aún así todavía lo quieren leer, que sepan que están avisados. Pues bien, agárrense los machos. Como siempre y siguiendo mi costumbre ancestral, les pongo la noticia y les explico a mi manera como yo veo esta aberración. Empecemos: “CCOO desvió parte de un ayuda de 1.000.000€ de la Junta de Andalucía para pagar charangas, comidas y pancartas”. Es decir, que se juntaron 4 amiguetes de esos que dicen defender los derechos de los trabajadores, y tienen la poca vergüenza y la desfachatez de gastarse ese dineral en llenarse la panza con buenas comidas, buenos vinos y buenos postres, mientras hay ciudadanos en Andalucía que no tienen nada que llevarse a la boca. ¿Para esto queremos a los sindicatos?. Encima para remate, hacen fiestecillas con un dinero que no les ha costado sufrimiento conseguir y encima se ríen de los ciudadanos que pagan honradamente los impuestos para que luego unos cuantos sinvergüenzas se lo fundan en un par de horas. “34.553€ justificó CCOO con cargo a una manifestación en Abril de 2009, partida que incluyó facturas de charangas y 194 almuerzos”. Las fiestas de estos ricachones sindicalistas tienen que ser parecidas a las del Berlusconi, porque sino yo no me explico cómo se pueden gastar esa cantidad de pasta en fiestas y en comidas. Las únicas dos opciones que se me ocurren, es que va mucha gente a esas fiestas y a esas comidas y la otra es que sólo van 4 sindicalistas de pacotilla, pero eso sí, a restaurantes de 4 tenedores. ¿De verdad que necesitamos a esta clase de sindicatos?. “20.383€ de la subvención para el acto de Abril, debería haber reintegrado el sindicato, según anticorrupción”. Encima le deben pasta a Hacienda, ya que como han leído ustedes pasan de sus obligaciones fiscales. Esto lo hace un ciudadano en paro y con 420€ de ayuda, y encima le cuesta la cárcel. Pero a estos sinvergüenzas que dicen defender su estatus, huy perdón, los derechos de los trabajadores que aún quedamos en pie, (a mí no me defienden que eso vaya por delante) tienen encima la cara dura de defraudar a la Hacienda Pública dejando de cumplir con sus obligaciones fiscales. ¿Es que la justicia no existe en este país?. Pero ahí no acaba la cosa, y como pasó con el tema de la operación emperador, esa que hubo contra los chinos, que las autoridades han tardado 15 años en darse cuenta de lo que pasaba, mientras que los vecinos de esas tiendas llevaban tiempo dándose cuenta de que algo no cuadraba, pues en este caso ha pasado igual. Anticorrupción denuncia a un alto cargo andaluz y a un dirigente del sindicato por malversación de fondos públicos. Pero, ¿desde cuándo saben eso los de anticorrupción?¿se han dado cuenta ahora?¿o estaban esperando que llegara la crisis y por consiguiente la falta de ingresos para actuar?. La semana que viene la 2ª parte de este trapicheo sindical. Entonces, sindicatos ¿para qué?. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share