domingo, 19 de junio de 2011

Cómo ha mejorado

Muchos políticos se meten a este oficio por dos motivos:
1º, porque trabajan 8 años y le dejan el 100% del sueldo como pensión y 2º, porque encuentran mejores trabajos en la empresa privada (cuando digo mejores me refiero al sueldo) y además le dejan la paga por haber ostentado un cargo público. Este 2º motivo es lo que ha llevado a nuestro protagonista de hoy a ser elegido para este post.
Ya era alguien importante en el Ministerio en el que trabaja. Como Secretario de Estado, ganaba casi más que su jefa, que es ministra. Y ahora resulta que deja esa secretaría para irse al ámbito privado y más concretamente a FUNCAS que es la asociación de cajas de ahorro a las que tanto ha ayudado en el proceso de cambio a bancos y beneficiarlas fiscalmente en ese proceso desde su antiguo puesto público. Dicho de otra manera, es un premio de FUNCAS a este hombre que se ha desvivido por ayudar de una manera un tanto generosa a las cajas.
El colega va a cobrar el triple de lo que ganaba como Secretario de Estado, alrededor de 250.000€, con lo que no es difícil deducir lo que ganaba en su antiguo cargo público. Es dividir esa cantidad entre 3 y nos da la friolera de 83.333€ al año, que tampoco está nada mal. Eso es prosperar, y lo demás son cantos de sirena. A parte de la cantidad que va a ganar en FUNCAS, hay que sumarle 70.000€ por haber ostentado ese cargo público. La cantidad anual que se va a embolsar sumando las dos cantidades es de: 320.000€, o dicho en pesetas 53.243.520. ¿Llegará a final de mes?¿qué hará con tanto dinero?¿se lo comerá hacienda por los pies cuando tenga que hacer la declaración al fisco?. Pues a lo mejor no, porque teniendo en cuenta que su antiguo curro era como Secretario de Estado de Hacienda, alguna trampilla conocerá para no tener que pagar mucho a su antigua empresa, que no era otra que el Estado.
Yo lo que me pregunto es por qué hay que darle esa paga de 70.000€ a este tipo por una cargo que ha ejercido pero ahora ya no ejerce. Ya sé que las leyes están así, pero las leyes las hacen gente como él, es decir, políticos que se aprovechan de sus escaños para mejorar sus privilegios y sacar el máximo de beneficios para cuando dejen el cargo poder vivir holgadamente sin tener que preocuparse demasiado. Si quitaran todos esos dispendios a tipos como este, a antiguos presidentes de gobierno, e incluso autonómicos, se podría ahorrar un montón de pasta necesaria para hacer frente a otros menesteres más necesarios y que seguramente se sacaría mayor provecho para el conjunto de la sociedad. Pero no, el ser político en este país es como ser controlador de AENA, es defender unos privilegios que cada legislatura que pasa sean mejores que los de la anterior. No me extraña que los indignados se pongan de esa manera con toda esta panda de gente, que sólo vive y trabaja para él y sólo para él, dejando a los ciudadanos de lado como si fuéramos simples cagadas de perro.
A se me olvidaba, el protagonista del post ocupaba el cargo público que he mencionado en este post, y tiene de nombre Carlos Ocaña, por si hay algún despistado leyendo estas líneas. Porca miseria. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo:

Bookmark and Share

1 comentario:

  1. Como siempre llevas parte de razón y parte que no. Son 2 motivos muy interesantes y seguro que son los primeros de la lista. Pero también hay políticos que trabajan de verdad y que estan en estó por vocación y que realmente les importan los ciudadanos. Por lo demás, estoy completamente de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share