domingo, 18 de abril de 2010

Vinculaciones odiosas

El cardenal Bertone es un vividor que vive, disfruta y maneja a la peña a su antojo desde un sitio conocido como el Estado Vaticano. Es una especie de Gibraltar, pero a la italiana. En este lugar, hay personas que no saben de qué lado masca la iguana. Comparan cosas y situaciones sin importarles las consecuencias. Luego dicen que ha sido dios el que les ha enviado el mensaje, y se acabó lo que se daba. Pero eso era antes, es decir, en la Edad Media.
Pero lo que está pasando en la Iglesia Católica es un escándalo de proporciones incalculables para este pequeño estado situado en el mismo centro de Roma. Las acusaciones de pederastia que han sufrido muchos curas de sin escrúpulos por parte de niños ahora ya adultos y sin miedo a hablar, ha hecho saltar todas las alarmas y plantar una sombra de duda sobre esta institución tan poderosa y temida como es la Iglesia Católica. Pero cómo digo, eso era antes, cuando la Santa Inquisición hacía de las suyas sin importarles absolutamente nada, sólo el hecho de que la gente los temiera, como así fue.
Pero volviendo al sinvergüenza este denominado Bertone, o más conocido como el Secretario de Estado del Vaticano, 2º en el escalafón después del sucesor de Pedro, o conocido también como Papa, ha soltado una perla de esas que cuesta imaginar al resto de los mortales. Una perla que VINCULA LOS ABUSOS SEXUALES EN LA IGLESIA CON LA HOMOSEXUALIDAD. Vaya con el Bertone. ¿Qué quiere decir con eso?¿que todos los curas que han cometido abusos sexuales son homosexuales?¿o por el contrario está insinuando que quién comete abusos es homosexual?¿o está insinuando que los homosexuales están enfermos como los que abusan?¿es eso lo que está diciendo?¿o es otra cosa?.
Debería este tipejo desde su alto cargo aclarar esa vinculación, porque no se sabe lo que quiere decir, o sí sabe pero deja que sean los demás los que interpreten la vinculación, para él así poder seguir diciendo gilipolleces desde su sillón en el Vaticano.
Antes de soltar estas barbaridades, debería de mandar a la Congregación para la Doctrina de la Fe (conocida antiguamente como Santa Inquisición) a averiguar y a quemar en la hoguera a todos estos enfermos mentales que se han dedicado a abusar de niños indefensos, escondidos en su túnica negra y con esa autoridad que siempre ha dado ese disfraz, y limpiar de mierda esta Iglesia Católica cada vez más corrompida, más podrida y más hundida en propia miseria, que sólo ellos y sólo ellos (a los curas me refiero) están hundiendo con actos y escándalos como éste. Y sólo cabe decir a este Bertone lo siguiente: “POR QUÉ NO TE CALLAS”. ”Laus deo”. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo:
Bookmark and Share

3 comentarios:

  1. Soy un ex religioso, y estoy en parte contigo de acuerdo. De todas maneras dentro del seno de la Iglesia Católica, a los homosexuales siempre se les ha considerado unos enfermos. Lo que no saben ellos, es que los enfermos y maniáticos son ellos, que están alimentando con ese odio que la iglesia vaya cada vez a menos, y por supuesto, cada vez menos gente acuda a los actos religiosos. Me siento asqueado de ellos, y por eso deje de ser de ellos. Cuanto me alegro

    ResponderEliminar
  2. Los homosexuales con todo lo enfermos que ellos les puedan considerar, ni de lejos están dando los escándalos y abusos que esta gentuza protagoniza cada día, y creo que ellos respetan que el resto de personas seamos de la condición que nos parezca. Así que prefiero a un homosexual "enfermo" que a los predicadores estos. Creo que han insultado a los homosexuales insinuando esas barbaridades, de hecho creo que nos están insultando a todos tomándonos por idiotas, creyendo que no nos vamos a dar cuenta de que los enfermos son ellos.
    Me he puesto de los nervios cuando he visto hoy en las noticias a una víctima de abusos por parte de esa basura de personas, así como más tranquilo, diciendo que ha hablado con el Papa y que le ha dicho que rezará por él. ¿Quéeeeeee?... ¿pero cómo se atreve a decirle que rezará por él?... me importan muy poco las supuestas buenas intenciones de rezar por él para que lo supere o para lo que quiera rezar, lo que tiene que hacer, si acaso, es rezar por el indecente que ha abusado de él... la persona que ha sufrido abusos no ha cometido ningún pecado... y siga rezando... siga rezando que con la que le está cayendo encima va a necesitar rezar todo lo que se sepa, y además de eso un milagro para que dejen de cometerse los abusos que están cometiendo sus compañeros, ya que usted prefiere sentarse a rezar y ocultar los casos de los que tiene conocimiento para no "perjudicar" a la comunidad.
    (Ya lo he dicho... me pongo de los nervios)

    ResponderEliminar
  3. Tanto el anónimo que ha dejado su comentario, como tú Soly, lleváis razón. La Iglesia con este pensamiento retrógrado que tiene y que sigue aplicando se está quedando en nada, y lo peor que está perdiendo fuerza, y es por eso por lo que ahora seguramente están saliendo todos estos casos de abusos a menores, porque hay menos miedo que antes. Hace unos 10 ó 15 años a un cura se le tenía más miedo que a la Guardia Civil, y de eso se han aprovechado. Pero ahora las cosas han cambiado, y mejor así

    ResponderEliminar

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share