domingo, 11 de abril de 2010

Las asociaciones (de vecinos)

No puede ser, el ayuntamiento va a permitir que se lleven la pista de hielo a otra ciudad, y esa ciudad es Murcia. Madre mía lo que han conseguido 20 vecinos de una barriada, y lo más gracioso es el argumento: “No nos negamos a que se construya, pero en nuestro barrio NO, pero en otro por supuesto que sí, para yo poder ir, dejar mi coche aparcado, dejar suciedad, hacer ruido, y cuando acabe de hacer todo eso, irme a mi tranquilo barrio a descansar mientras que otros sufren las consecuencias de tener una pista de hielo al lado”. Pues saben lo que les digo, que han hecho muy bien en llevársela de aquí, de esta ciudad retrógrada y quejica, porque tenemos lo que nos merecemos, o sea NADA. Mientras Murcia va creciendo y se va convirtiendo en una ciudad que mira por sus habitantes para que puedan divertirse y entretenerse, y a la vez hacen que vaya gente de otras ciudades cercanas, como por ejemplo de Cartagena. Si eso es lo que quiere nuestro ayuntamiento y esas magníficas asociaciones de vecinos, pues por mí adelante y se acabó la discusión.
Pero mi opinión es otra muy diferente. Me gustaría que mis hijos (cuando los tenga) disfrutaran de una ciudad moderna, que no se tengan que marchar a otros sitios para divertirse, que un sábado por la noche no tengan que coger el coche para disfrutar de un concierto, de unos cines, de unas discotecas, y otras muchas cosas que hay en otras ciudades y que aquí, por unos cuantos (¿o debo de decir vecinos que les molesta todo, pero que no les importa molestar en otro lado?) jodan la existencia a esta juventud y personas no tan jóvenes que sólo quieren disfrutar de su ciudad. Me parece espantosa esta actitud del gobierno municipal en ceder tan rápido en esas cuestiones, porque los dirigentes municipales están para gobernar, y hay decisiones que deben tomar guste o no guste. Puede ser que a mí, la decisión de la pista de hielo no me guste, pero la puedo acatar si fuera por otras razones (técnicas, presupuestarias, etc...)pero lo que no me gusta ha sido que han cedido por unos cuantos vecinos que han empezado a dar la lata para que su barrio siga tan tranquilo como siempre.
Imagínense por un momento que todo lo que vaya a hacer el ayuntamiento, salieran los vecinos de cada barrio argumentando lo mismo que estos, ¿qué pasaría entonces, sería Cartagena lo que es? Yo creo que no, si fuera así, estaríamos todavía con el anfiteatro romano como espectáculo de entretenimiento. Pero la pregunta que se plantea es interesante con la llegada del AVE, por ejemplo: ¿qué pasaría si la asociación de vecinos de ese barrio se niega a que construyan la estación en su barrio, pero no le importa que lo hagan en otro, cederá también el ayuntamiento a esas exigencias?. Sólo espero que el ayuntamiento, y todas las corporaciones municipales, hagan lo que tengan que hacer y no cedan ante esas asociaciones de vecinos (o lo que sea) que sólo sirven para que le den dinero para las fiestas de su barrio, para poder traer al grupo dominguero de turno que amenice la velada, y lo que sobra para hacer una paella y que puedan comer por el morro toda persona que se acerque por allí. Haber cuando cambiamos la mentalidad, y cuando lo hagamos, Cartagena se convertirá en la ciudad que siempre ha tenido que ser, porque se lo merece por historia y por cultura. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo:

Bookmark and Share

1 comentario:

  1. Vaya con la alcaldía de cartagena. Supongo que no cederan ante todos los vecinos, porque sino estaríais viviendo en la Edad Media. Mano dura se necesita para hacer ciertas cosas. Un saludo

    ResponderEliminar

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share