sábado, 23 de enero de 2010

El cinismo y la hipocresía de algunos curas

Las circunstancias me obligan, y a partir de este post, pues lo haré. Año nuevo vida nueva, y en los post, etiqueta nueva, llamada “Laus deo” (alabado sea Dios, en latín, claro) porque estos personajes se lo merecen.
Lo que van a ver a continuación, es un artículo publicado en un periódico de tirada nacional, donde este “ministro de la Iglesia Católica” hace comparaciones repugnantes, odiosas y muy graves, y más viniendo de una institución como es la Iglesia Católica, donde se deberían de guardar ciertas opiniones y ciertas formas ante una opinión pública hasta los huevos de oírles decir gilipollez tras gilipollez.


Surgen preguntas más que interesantes para que este bocazas, y alguno más de esta Iglesia cutre, salchichera, retrógrada, aprovechada, y con tanta poca vergüenza respondieran sin más dilación. Algunas de estas preguntas surgen leyendo el artículo de esta vividor inconfesable y golfo. Por ejemplo:
1ª.- ¿Cómo puede comparar la labor de los médicos españoles, con los médicos de los regímenes que el nombra?
2ª.- ¿Cómo puede cuestionar el progreso aduciendo a matar niños, cuando todavía está por aclarar si un feto es vida o no?¿qué pasaría si ese feto supone un peligro para la madre o para el niño que supuestamente va a nacer?
3ª.- ¿Cómo puede este golfo decir que “es de cobardes matar al débil”, cuando ellos lo han estado haciendo durante siglos con su arma preferida que era la Santa Inquisición, en nombre de un dios que ni existe, y sólo para quitarse de en medio a personas que no caían bien en el seno de la Santa Madre Iglesia?
4ª.- ¿Por qué ahora no compara la historia de cuando su amada iglesia católica ayudo a los sinvergüenzas del régimen de Hitler a salir de Europa a través del Vaticano?¿qué es más cobarde lo anteriormente citado, o ayudar a una madre desesperada?
5ª.- ¿Por qué ayudaron a los dirigentes de las dictaduras del S.XX?¿eh, por qué?¿donde está Pérez Camino, Rouco Varela, Setién, y tantos y tantos demagogos eclesiásticos para explicar estas cosas?¿por qué se callan como putas y no recriminan a este sinvergüenza de Javier Martínez?
Pues porque esta institución, siempre está donde más le interesa, donde sopla el mejor viento, para “HACER LO QUE YO DIGA, PERO NO HAGAIS LO QUE YO HAGA”, para que no pierda ni un ápice de poder y poder seguir viviendo del cuento. En definitiva, para dar por el culo a todo dios. A lo referente al artículo, saquen sus propias conclusiones, las mías están muy claras. “Laus deo”. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share