sábado, 6 de junio de 2009

La lengua en el culo

Hay un cura que ha vuelto ha abrir la boca, y cada vez que lo hace es para decir tonterías o para crear polémicas que ha ellos no les incumbe. En este país se puede opinar de todo lo que quieras, pero hay estamentos y personalidades de dichos estamentos que tienen que tener la boca muchas veces cerrada. Y esto último es lo que ha pasado. La Santa Madre Iglesia a través de su mandatario en la tierra, o sea el Papa, se ha posicionado sobre el aborto y la pederastia, y ha sido muy claro el fenómeno, “RECHAZAN AMBAS COSAS” y cómo el todo mundo sabe, con los principios que le han caracterizado durante muchos años, y eso tiene su mérito porque se han mantenido siempre en la misma posición. Pero España es diferente, como no podía ser de otra manera, y el portavoz de la conferencia episcopal, el monseñor Cañizares, se a atrevido a opinar sobre estos temas, y claro la ha cagado. Los comentarios más o menos son: “LOS CASOS DE PEDERASTIA DENTRO DE LA IGLESIA (irlandesa, ya saben el escandalazo de los curas que se han aprovechado de los niños en colegios durante varios años) SON MIGAJAS CON LOS MILES DE ABORTOS QUE HAY EN EL MUNDO” o dicho en vocabulario callejero, que no se pueden comparar los abortos con la pederastia. Sus cojones, si señor, porque hay que tenerlos para soltar tal gilipollez. Claro que no son comparables, porque el aborto es legal, y lo otro es ilegal. Pero claro, los pederastas han sido coleguillas suyos de Irlanda y claro la óptica para ver el delito cambia con lo que el sermón que ha soltado se tiene que ver desde su contexto, es decir, esos años violando a estos menores, pues ya se han pasado y “pelillos a la mar”. Pero que pedazo de burro y bocazas que es este monseñor, y por supuesto la poca vergüenza que tiene él y toda la trupe que lo apoya, porque puedes estar de acuerdo o no con una ley, puedes estar de acuerdo o no conque una ministra haga esto o lo otro, pero con lo que no PUEDES NUNCA estar de acuerdo es que unos hijo de puta hagan eso a menores, sean curas, políticos, deportistas, da igual, porque todos estos cabestros que se dedican ha hacer eso, deberían de dárselos a la familia de los pequeños para que éstos les apañaran el cuerpo, y ya está, y seguramente otro gallo cantaría. Pero claro, hay algunos curas que todavía se creen que están viviendo en la Edad Media, cuando la Santa Inquisición hacía y deshacía a su antojo, o peor aún, se creen que todavía tienen ese poder que siempre han tenido por el miedo que siempre han inculcado con sus doctrinas come bolas apoyadas siempre por una derecha rancia y ricachona. Pero colega, esos tiempos han pasado (por suerte) y ahora las cosas no son como ustedes quieren, sino como son. Hay leyes que hay que respetar, tanto si se es cura u otro oficio, hay líneas que nunca se deben sobrepasar y más cuando se es algo importante en una institución y hay comentarios que nunca se deben de decir por el simple echo de tener una cierta imagen. Pero estos son unos rancios vejestorios que les pasa como a los burros cuando les pones las ojeras, que sólo miran hacía un sitio y no se dan cuenta que la sociedad cambia, los tiempos cambian y las personas cambian, pero ellos están a lo suyo, intentando sangrarnos y diciendo gilipolleces una detrás de otra. Que se dediquen a decir misa y a rezar por la salvación del montón de pecadores que hay sobre la tierra. Y a este monseñor, QUE LO EXCOMULGUEN, o como mínimo, que le callen la boca a este impresentable. Y luego querrán que tache la casilla del IRPF, ¿para qué, para que paguen a pájaros de esta calaña por decir barbaridades? Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share