domingo, 31 de mayo de 2009

Hay que pensarlo

Me he quedado de piedra cuando he leído en un periódico digital que una juez de Vigo a condenado a 15000€ y a 3 meses de cárcel a un chico por defender a una chavala que estaba siendo acribillada a hostias por el fulano de su novio. La justicia funciona, de eso no cabe duda, los que ayudan a la trena y los que joden, roban, chulean, estafan, asesinan, trafican con drogas o seres humanos, a vivir que son 2 días porque la vida es corta y hay que disfrutarla. Seguro que al chaval ese se le encendió la bombilla solidaria que todos (o casi) tenemos en estos casos, pero se equivoco de hora, de lugar, de ciudad y de país. Si actúas y te metes a defender a la chavala te arriesgas a esto, a parte de la ensaladilla de hostias que te puedes llevar y si no actúas pues te dicen de cobarde para arriba. Muchas veces es mejor no encontrarse con nada de este estilo y para eso es mejor quedarse en casa todo el día, buscarse un buen trabajo que se pueda hacer por internet, comprar por internet, a conocer gente por internet y que el mundo se pudra. A esto vamos llegar si la justicia y la sociedad siguen actuando así. En este asqueroso país llamado España el ser valiente en su problema serio, porque igual te encuentras con que cualquier fulano le este dando la de san Diego a un niño, y tú por meterte a defenderlo pues te arruinen tu vida con la cárcel y lo peor, tu economía con un pedazo de multa que lo flipas. Yo por si acaso, intentaré que me llamen cobarde, porque a fin de cuentas las palabras se las lleva el viento, pero la cárcel queda para los anales en tus informes judiciales de por vida y a lo mejor te cuesta mucho rehacerla, porque cuando vayas a pedir un préstamo pues igual te lo deniegan por delincuente porque una juez vio delito en un acto de defensa hacia una mujer que estaba recibiendo la del pulpo. O te dejan en coma o por el contrario te arruinan la vida cualquier tipejo/a llamado juez. Como siempre el juicio este se ha celebrado 3 años después de que los hechos sucedieran y que la chica pues perdona al príncipe azul que le estaba zurrando y se pase por el forro la ley de igualdad que tanto trabajo le está costando poner en marcha a la chica esta llamada Bibí Aído. Lo más chungo de todo según la noticia, es que la juez admite la reacción del chaval que se metió a defender a la chica, pero lo condena porque esa defensa fue desproporcionada, es decir, que el salvador inflo a hostias al maltratador hasta que le rompió la mandíbula a base de mandobles bien dados y a puño descubierto, como antiguamente se solucionaban las cosas; o dicho de otro modo, el joven tenia que haberle endiñado menos hostias, y sólo con la puntita y con vaselina para que la juez seguramente le hubiese perdonado. Toma castaña, ahora vas y lo cascas. Y todo esto por meterse en una discusión de pareja, dónde la chica era la parte más desfavorable y perjudicada. Yo no soy quién para dar consejos, pero si quieren uno, antes de meterse a batman, piénsenlo 2 veces porque resulta que estamos en España y aquí las leyes nunca son lo que parecen y al parecer defender a una mujer a un niño o a cualquier persona en la calle es asumir una condena judicial dictada por cualquier juez de estos lumbreras que nos sorprenden de vez en cuando por sus sentencias. Como se dice: “EL CEMENTERIO ESTÁ LLENO DE VALIENTES, Y AHORA LA CÁRCEL PARECE QUE TAMBIÉN”, aunque sean valientes intentando ayudar. De pena esta asquerosa justicia. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share