lunes, 8 de diciembre de 2008

Los del CNI cultural

Hace algun tiempo, escribi en este mismo blog un articulo sobre algo que me pareció realmente injusto e inaceptable, que era pagar un canon en artículos digitales para que cuatro mamarrachos vividores sigan viviendo a tutti plen y casi por la pati. El artículo en cuestion se titulaba, "El día del canon", y por ahí sigue todavía expuesto y colgado en el blog para que ustedes lo lean. Esto viene a colación porque he escuchado en una emisora de ambito nacional, la nueva gamberrada o fechoría que han protagonizado estos personajes de la SGAE ( sí los mismos del canon, auque parezaca mentira) con el dinero que se les da del canon, y lo que hacen es ESPIAR como auténticos profesionales del CNI. La cosa, o mejor dicho el modus operandi de este CNI cultural, cutre y salchichero -según la emisora -funciona de la siguiente manera: introducen a un topo o espía en fiestas, ya sean comuniones, bodas, las de tu pueblo o barrio, la del garaje de tú casa cuando papa no está, etc.. para grabar con una cámara de vídeo (espero que estos golfos hayan pagado el canon correspondiente) la música que ponen, para luego presentar una denuncia en la guardia civil, diciendo que esta o aquella fiesta no ha pagado el canon por los derechos de autor para poner ese tipo de música, y claro el juez, coloca una multa, que como no, cae en manos de la SGAE. Imagínense la situación: un cualquiera se cuela en su boda con una cámara, se pone hasta las patas de comida y bebida, porque claro ya que está pues aprovecha, y lo estupendo viene cuando empieza el baile después de cenar, hay es cuando el espía se pone las botas y se frota las manos, porque si logra aguantar hasta el final, nada más que de pensar el monton de canciones que van a poner y sin pagar derechos de autor, que mina de oro. Y eso sólo en una boda, imaginenese las que se pueden celebrar en toda España. Pero también los tentaculos de esta gente no sólo llegan a estas fiestas, ha los actos religiosos también, porque la melodía que ponen en las bodas antes de entrar a la iglesia, pues claro el parroco lo pone pero no sabe que el espía dela SGAE esta esperandolo con la cámara en ristre, y cuando empieza a sonar ZAS, la prueba del delito que es impepinable. Y así podíamos estar horas y horas, pero el modus operandi es el mismo en todos los casos. Después de esta aclaración, las preguntas surgen como caídas del cielo, y la primera y más obvia es ¿cómo alistan estos personajes a la gente?¿qué métodos utilizan para preparar a estos espías culturales?¿está detrás alguna otra organización?, pero yo creo que la pregunta más obvia e inquietante es la siguinte: ¿contratan a los mismos estudios de fotografía que se dedican ha hacer los reportajes de bodas, bautizos, etc..? yo creo que sí, porque para qué gastarse dinero (ahora con la crisis ya se sabe) si tenemos al topo y encima con una tapadera inmejorable. El reportero, con los tiempos de crisis que corren, pues no se negaría a un dinero extra, total, tiene que hacer el reportaje de todas maneras. Madre mía, nada más que de pensarlo me ha recorrido un escalofrio por todo el cuerpo que me ha removido hasta lo más profundo de mi ser. Que va a ser de nuestra intimidad, porque fijense en esta situación, aunque parezca un poco dantesca, puede suceder: me descargo música desde internet en mi MP3, y me voy a la cama con mi señora, y ZAS cual es mi sorpresa que ella es una espía de la SGAE, y claro, se me cae el pelo. Hasta donde estamos llegando por dios. En este país la impunidad está llegando hasta límites insospechados, porque ya no se, si dentro de unos años, llevar un MP3 enganchado del cuello va ser delito, porque si los de la SGAE lo proponen al gobierno, pues éste igual traga se baja los pantalones y lo tipifica como tal. También creo que estos de la SGAE tienen los conocimientos justos para comer en un pesebre, y me explico. Realmente la culpa de esto lo tienen 2 estamentos (digamoslo así): INTERNET y los fabricantes de MP3, el primero, por permitir subir, descargar y oir música desde cualquier parte del planeta, y eso amigo mío no puede controlarlo el CNI cultural de la SGAE, aunque sea una mina de oro por el montón de delitos contra los derechos de autor que se comenten ( y ya están pensando en proponer al gobierno que trinquen internet porque los está llevando a la ruina) y el segundo, son los fabricantes de reporductores de MP3 (que mina de oro, y tambien vamos a proponer al gobierno que trinquen las fabricas de reporductores porque es una ruina pa nosotros) más o menos grande, pero el problema con el que se encuntran es la cantidad de bufetes de abogados que le pueden tirar el chiringuito abajo y quitarse de enmedio sin mucha dificultad a esta clase de marabunta. Por eso, la SGAE se está quietecita y preferien seguir viviendo de puta madre a arriesgarse a que le quiten la teta que tienen, pero hay tienen una buena idea para trincar pasta, buena y fresca, pero claro hay más miedo que hambre y es más fácil llorar al gobierno e infiltrar a peña en actos y después esperar a que un juez reparta la pasta. Han sido, son y serán unos golfos de mucho cuidado y ahora con este nuevo departamento (que por cierto me gustaría saber quién lo ha promovido y quién lo lleva en la actualidad) que lo vamos a denominar CNI cultural, pues ya tienen por ahora para entretenerse y dejar de darnos por culo. Que les dure mucho pero que sepán que yo tengo mi cámara de vídeo, un ordenador, me hago mis propias pelis y no tengo que llamar a ningún reportero para que me las haga, a no ser que sea alguien de dentro de mi familia y amigos. En ese caso, ya veremos haber lo que hago, pero no me pillareis vivo, so golfos. Y tengan cuidado, no vaya a ser que haya espías en sus celebraciones particulares y la broma les cueste el triple. Que asco dan. Bueno, así que os espero, para que me comenteis en profundidad, lo que pensais o querais a blogeros como yo. Un saludo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share