domingo, 28 de noviembre de 2010

El condón bendito

Menos mal que se están dando cuenta de que tienen que apegarse más a los ciudadanos normales. Les ha costado cerca de 2.000 años, pero ha sido un paso importante para ellos, y seguramente también muy difícil de tomar. Porque muchas veces no es fácil dar un paso de esta magnitud.
Como ya saben, tengo la fea costumbre de leer periódicos, tanto digitales como de papel. Como todos los días, me acerco al bar de Pacorro a tomar el desayuno. Si puedo y me dejan, cojo el periódico y lo intento leer mientras me alimento. Leyendo, me encontré con una de esas noticias que no sabes por dónde cogerla, la noticia decía así:

"Un paso significativo y positivo" las declaraciones del Papa Benedicto XVI de que está justificado en algunos casos el uso del preservativo.

Menuda noticia, me dije para mis adentros. Que trabajo y cuantos enemigos le habrá costado esta decisión al Pontífice. Claro, una institución que tiene a las mujeres en segundo plano, que reparte amor pero repudia a los homosexuales, que está en contra de los anticonceptivos, etc, y que ahora venga y justifique “en algunos casos el condón”, es un logro para Benedicto XVI, que seguramente cuando estaba al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, es decir, la Santa Inquisición, no se le pasaría por la cabeza e intentaría por todos los medios cortar el tema por lo sano.
Pero como todo en la vida, hay matices. Uno de ellos y el más clamoroso, es que no dice en qué casos está justificado el uso del condón. Pero por si no se aclara, aquí van algunas justificaciones del uso de este anticonceptivo:

1ª.- en el caso de la prostitución, porque encima de que las mujeres se están ganando la vida, sería el colmo que tuvieran que aguantar enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados a causa de su oficio.

2ª.- en casos de abusos de curas a niños/as, porque como su santidad entenderá, ya es duro que un cura haga esas barbaridades, para que además los pobres niños/as tengan que soportar toda su vida una enfermedad de transmisión sexual que el animal del cura en cuestión les pueda transmitir.

Hay más, pero estos creo que son los más importantes, sobre todo la 2ª justificación, porque ya que no los condena, encima los protege, no los castiga con caparlos, los sanciona sólo sin decir misa, andan a sus anchas dentro del Estado del Vaticano sólo faltaría que encima les echara una riña y darles un pescozón por usar el condón bendito cuando hacen esas animaladas con niños/as. Menos mal que Benedicto XVI elegirá como causa justificada ese punto, y si no es así, es para caparlo también a él y para jubilarlo, porque mantendrá a la secta que controla en el s. I d.C, y así con los tiempos que corren no pueden ir.
Lo que debería de hacer este Inquisidor metido a Papa, es entregar a todos los curad pedófilos a la justicia terrenal para que por lo menos las familias descansen en paz, y dejar la justicia celestial para sus fiestas, sus rollos y para quién quiera oírlas, y a la misma vez poner de una vez por todas los pies en la tierra y acomodarse a la sociedad actual, y no al revés, que sea la sociedad la que se tenga que amoldar a ellos. Que dimita y cierren el Vaticano, por lo menos se les podría aplicar la justicia terrenal por esos actos tan cobardes. Si no fuera por los condones benditos, no sé como estaría el mundo ahora. Para ver hay que vivir. Vaya tela. Que mamarrachos por Dios. He dicho. “Laus deo”. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share