viernes, 19 de marzo de 2010

El 0'4 de mi ser


Seguro que más de uno de ustedes sabe lo que es esto.

Pero para el que no lo sepa, le diré que es un “cuadrado mágico de serie 4” (los hay de más series y todos con la misma condición que más abajo se explica). ¿Y qué es eso? Se preguntarán alguno de ustedes. Es un cuadrado que tiene una condición muy especial y es que sumando los números que tiene en su interior, de derecha a izquierda, de arriba abajo, en diagonal y por filas, siempre da el mismo resultado. En este caso es 34. Esto es matemática pura, es decir, de la que no engaña.
Luego hay otra clase de matemáticas que tampoco engañan, pero que tienen algunos matices difíciles de explicar. Por ejemplo, la estadística. Sí, ese ramo de las matemáticas en que tanto se basan las encuestas, el PIB, el paro, etc, etc, pero que no vale para explicar ciertas cosas. Les explico.
Estaba este sábado sentado en casa sin otra cosa que hacer que ver la tele. De buenas a primeras, pegue un salto del sillón y me dije: ojo al parche con lo que acaban de decir. Salió una persona que explicaba que en su sector y según la estadística de la que disponían, de cada 4 empleos directos, se generaba 0’4 empleos indirectos. Me quede to pillao, pensando cómo puede ser el 0’4 de una persona, o mejor dicho, que es el 0’4 de una persona. A fin de cuentas era lo que quería decir, y lo camuflaba entre estadísticas. Yo personalmente no logro verme en el trabajo con el 0’4 de mí ser, porque aparte de que es imposible, a lo mejor tendría que decidir que 0’4 es la parte que tengo que enviar al trabajo, y llegué a la conclusión de que podía ser los dos pies, las dos manos, mi cabeza, o lo que yo considerara oportuno. Pero luego se me ocurrió aplicar la estadística para ver a donde me llevaba. Tuve que echar mano de mis viejos apuntes de “Principios de la estadística”, y una vez refrescada la memoria me puse manos a la obra. Si peso 95Kg, podía sacar estadísticamente ese 0’4 de mi persona, y me daba como resultado 0’38Kg (o sea, ni un pie) y así poder saber qué parte puedo enviar al trabajo, que es lo que este hombre decía tan convencido y supongo que interpretando bien las anotaciones estadísticas que algún estudioso de esa materia le pasaría para la entrevista.
Después de mucho pensar, llegue a la conclusión de que ese 0’4 de mi ser me iba a dar más de una alegría, porque no tendría que ir entero a la faena, y así poder evitarme muchos peligros. Por ejemplo aguantar al jefe, no comer en el trabajo, porque si no mando a la cabeza pues no se puede comer, etc, etc. A lo mejor me estoy equivocando y no estoy tomando muy en serio eso del 0’4, porque más de uno de ustedes pensará que los datos estadísticos siempre deben de ir acompañados del símbolo %, pero esta vez (y que no sirva de precedente) “el que está escribiendo este post, sólo lo está escribiendo con el 0’95% de mi persona, con lo que espero que sepan disculparme ya que el 99’05% restante está pensando en otras cosas”. ¿Qué diferencia hay entre decirlo utilizando el símbolo %, o no usándolo: “el que está escribiendo este post, sólo lo está escribiendo con el 0’95 de mi persona, con lo que espero que sepan disculparme ya que el 99’05 restante está pensando en otras cosas”?.¿sólo el símbolo %? Lo dudo, pero que le voy a hacer. Pero espero que alguien me lo sepa explicar y me aclare esta duda. Sólo espero que Díaz Ferrán y el Ministro de Trabajo el señor Corbacho, no se enteren de esta estadística, porque cuántos parados podían quitar del INEM de 0’4 en 0’4, y así poder reducir las estadísticas del paro. Pues eso, que me lo expliquen. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo



Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share